Noticias y Actos

MARTES SANTO. CAUTIVO DE SIERRA MORENA

escrito por:  admin hace 3 meses  1215 visitas

 Artículos

REUNION GRUPO PARROQUIAL CAUTIVO DE SIERRA MORENA

                               MARTES SANTO                                            

Santuario, 11 de Abril, 2017

CRÓNICA PROCESIÓN

CAMINO DE CRUZ Y ESPERANZA

           

         MARTES SANTO: Día espléndido, lleno de expectativas, de prisas, olvidos, de por menores de última hora. Todo preparado, llega la hora.

         Se abre una tarde con sol radiante, peregrinos por cientos, que acuden a la llamada del cautivo, para dar gracias, pedirle, contemplarle y caminar por las calzadas recordando su camino hacia la cruz. Ella signo de esperanza, encarnada en la Virgen, que acompaña en silencio, para meditar su pena, para alcanzar la gloria.

     Esta tarde hemos asistido a una experiencia de trascendencia, viviendo la  Eucaristía y participando en el Vía-crucis, por las calzadas de Sierra Morena.

     Comenzábamos la Eucaristía a las 17 horas, con un templo repleto de fieles convocados en el nombre de Señor. para vivir el misterio de nuestra fe, acercándonos a Él, a través de la Imagen del Cautivo de sierra Morena.

     Recordando: Vivamos este momento de Pasión y Gloria, en este Martes Santo, "SEMANA GRANADA" de nuestra Fe.

         La Orden de la Santísima Trinidad y Redención de Cautivos” nace en la Iglesia gracias a la intuición profética de Juan de Mata (1198), que supo percibir la acción salvadora de Dios Trinidad desde la redención y liberación de los cautivos y esclavos de su tiempo.

Desde su origen la Orden y la Familia Trinitaria han centrado su actuar carismático en la acción redentora de Cristo que es Buena Noticia para los pobres y libertad para los cautivos. Para los trinitarios el pantocrátor del mosaico de Santo Tomás in Formis (primera Casa fundada por San Juan de Mata en Roma) se prolonga y actualiza en la imagen de JESUS NAZARENO RESCATADO liberada por los trinitarios el 28 de enero de 1684 en Mequínez.

     Es de sobra conocida la devoción y el entusiasmo cristiano que, desde entonces, ha despertado en los distintos pueblos y ciudades la imagen sagrada de Jesús Nazareno representando al ECCE HOMO. En todos los conventos y Casas de la Trinidad se venera a este Cristo, símbolo del Redentor y aún allí donde ya no se encuentran los trinitarios, el pueblo sigue profesando un fe profunda a Jesús Rescatado, conservándose, no solo los emblemas y símbolos trinitarios, sino, también, el espíritu profundamente trinitario vinculado a la redención de cautivos.

      El hombre, a través de la vida, en su caminar hacia la meta, se encuentra con muchos obstáculos y se da cuenta de sus limitaciones y de su fragilidad.

    Un hombre como nosotros, llamado Jesús, ya ha recorrido el camino, ha superado los obstáculos y ha llegado a la meta.

         Su ejemplo es un motivo de esperanza para nosotros, pues nos enseña que el hombre puede enfrentarse con éxito a las dificultades.

Jesús nos invita a seguir su camino; nos invita a vivir, como él hizo, siendo fieles a la Palabra de Dios.

         Después de la comunión, un componente del grupo parroquial, nos decía: Amigos, 

         Queremos daros las gracias por vuestra presencia, el esfuerzo que habéis hecho, dejando otras cosas, para estar con nosotros y compartir nuestra vida, nuestras inquietudes y nuestra amistad.

       Dar gracias a Dios por permitir y darnos estos momentos de felicidad y hacer posible compartir lo que somos y tenemos con vosotros.



En torno a esta mesa le agradecemos sus dones, el saber que los hemos de compartir con vosotros, a la vez que os invitamos a que nos ayudéis a compartirlos con los …”otros”.

      Somos conscientes, de las carencias y grandes necesidades que en nuestro entorno se dan, por eso valoramos más (nuestros hijos, maridos, hermanos, familiares y amigos, ESPECIALMENTE A VOSOTROS).

      No tenemos mucho, pero “lo poco que tenemos”, queremos haceros participes, y sabemos que no lo podemos hacer sin vosotros por eso damos gracias a Dios por estar tan cerca de nosotros.

     Que esto sirva para aumentar nuestro cariño y juntos podamos contribuir con la Iglesia, a la que pertenecemos, para ayudar a los más necesitados de nuestro entorno. GRACIAS SEÑOR.

      Terminada la Eucaristía, se impuso la medalla a numeroso grupo de nuev@s pertenecientes al grupo parroquial.

   Comenzaba a continuación el Via-Crucis por las calzadas, quedando sorprendidos, al salir la Imagen de Jesús al pretil, una joven se arranco cantándole una "SAETA".

         Se hizo un silencio expectacular, para escuchar la plegaria, desde lo hondo del corazón de esta joven, que nos hizo vibrar de sentimiento, junto con ello, el numerosísimo grupo de hombres y mujeres que durante todo el recorrido hicieron y acompañaron en el rezo de camino de la pasión.

         Muy participado, y entre estación y estación la asociación musical de Arjona tocaba piezas musicales que acompañaban y nos introducían al misterio del Señor.

      Sobre las 21 horas terminaba en la lonja del Santuario el Via-Crucis, y se introducía la Imagen del cautivo al son de la plegaria:

         No me mueve, mi Dios, para quererte 
el cielo que me tienes prometido, 
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte 
clavado en una cruz y escarnecido, 
muéveme ver tu cuerpo tan herido, 
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera, 
que aunque no hubiera cielo, yo te amara, 
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera, 
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

 

Dentro de la Basílica, se concluyó con la Oración Final.

Al término de Ella, el Rector y Párroco de la Basilia del Santuario, agradeció a los asistentes, su esfuerzo por estar presentes. A todos los que habían llevado al "Cautivo", al grupo de anderos de Arjonilla, a su andero, D. José Rueda, coordinador de todo ellos de las Andas, al grupo numeroso  de personas que han acompañado con su mantilla, al Señor, a las autoridades civiles y militares, por su cercanía, esfuerzo por estar presentes un año más entre nosotros, al Grupo parroquial, por su gran trabajo, pedimos a Dios Redentor, que les proteja y bendiga para que el año próximo podamos estar, de nuevo, aquí junto a ÉL.

      Se procedió a poner la Imagen en su altar, donde es venerada durante el resto del año.

¡Feliz Pascua, de Resurrección!

Secretaria de la Parroquia.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO

 

Compartir con whatsapp